Make your own free website on Tripod.com

     El término Valencia se usa comúnmente para explicar tanto los enlaces y iónicos como los covalentes. La Valencia de un elemento es una medida de su capacidad para formar enlaces químicos. Originalmente se determinaba por el número de átomos de hidrógeno con el cual se combinaba un elemento. Así, la Valencia del oxígeno es 2 en el H2O; en el CH4, la Valencia del carbono es 4.

    Hablamos de electrones de Valencia cuando referimos a los electrones que toman parte en las uniones químicas. Estos electrones son los acomodan en la capa electrónica más externa del átomo, la capa de Valencia. Los puntos como símbolo de los electrones (conocidos también como Símbolos de Lewis, en honor de G. N. Lewis) son una forma sencilla y conveniente de mostrar los electrones de Valencia en los átomos y conservar un registro de ellos en el curso de formación de un enlace. El símbolo de un elemento con sus electrones-punto consiste en el símbolo químico del elemento, más un punto por cada electrones de Valencia. Por ejemplo, el azufre tiene la configuración electrónica [Ne]3s23p4 sus símbolo en electrones/punto mostrará, por consiguiente, seis electrones de Valencia:

..

.

S

.
..

    Observe que los puntos se han colocado en cuatro "regiones" alrededor del símbolo atómico: arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha. Hemos representado cada una de estas regiones como capaces de acomodar un par de electrones. Dos de la regiones contienen un par de electrones cada una. En la siguiente tabla serán otros ejemplos.

Elemento

Configuración
Electrónica

Símbolo de
Lewis
Li [He]2s1
Li .
Be [He]2s2

.

Be

.
B [He]2s22p1

.

.

B

.

C [He]2s22p2

.

.

C .

.

N [He]2s22p3

.

.

N :

.

O [He]2s22p4
.
: O :
.
F [He]2s22p5
..
.

F

:
..
Ne [He]2s22p6

..

:

Ne

:

..

    El número de electrones de Valencia de cualesquiera de los elementos representativos, es el mismo que el número de la columna a la que pertenece el elemento la tabla periódica. Recordemos que los gases nobles tienen una configuración electrónica de gran estabilidad, como lomo como lo demuestran sus elevadas energías de ionización, su baja afinidad por electrones adicionales y su muy escasa reactividad química. Debido a que todos los gases nobles (excepto el He) tienen ocho electrones de Valencia, muchos átomos reaccionan para terminar también con ocho electrones de Valencia. Esta observación llegó a lo que se conoce como la Regla del Octeto: los átomos tienden a ganar, perder, o compartir electrones hasta quedar rodeados por ocho electrones de Valencia. Un octeto de electrones puede considerarse como cuatro pares de electrones de Valencia acomodados alrededor de un átomo. Un ejemplo es la configuración del Ne que vemos en la tabla. Desde luego, debido a que el He sólo tiene dos electrones, los átomos cercanos a 1 en la tabla periódica (como el hidrógeno) tenderán a tener dos electrones. Como veremos, existen muchas excepciones de la regla del octeto. A pesar de ello, proporciona una herramienta muy útil para presentar muchos conceptos importantes de los enlaces químicos.

    [Indice Unidad 3]